Posted by: sofiabuendia | February 17, 2011

¿En busca de inspiración? el Cisne Negro…

Dirán que estoy obsesionada con Natalie Portman pero juro que es una coincidencia. Empezaré diciendo que la vida está hecha de impulsos. Los que llegan al corazón, los que pasan por las venas, los que alarman el cerebro. Hace mucho tiempo no tenía el animo para escribir. Nada grave, simplemente dejé pasar los días esperando que llegara ese elemento, ese instante, impulso definitivo para curar la falta de inspiración.

Pues bien, lo encontré. No es de extrañarse que haya sido por medio del cine. Para mí, una de las creaciones artísticas más completas y quizá una de mis adicciones. Hoy, me siento para divagar, sin soltar ese impulso, sobre una de las mejores películas que he visto: El Cisne Negro.

Una composición magnifica que exalta diferentes emociones: terror, miedo, tristeza, esperanza, recelo y sobre todo, despierta el lado oscuro de nuestra humilde condición de seres humanos.

Llevado magistralmente bajo las notas de Chaikovski y apoyado de la actuación perfecta de Portman, esta es una película que se adentra directamente en la mente. Desde el comienzo la cámara nos invita a girar al ritmo de los tules de las bailarinas y a sentir el crujir de los huesos en los tobillos y la muñecas. Ni siquiera nos damos cuenta de cómo la admiración y el asombro se convierte en dolor y preocupación. Todo un reto para la psiquis. Inevitable moverse de la silla de un lado a otro, apretar el brazo de la persona de al lado, morderse las uñas y para los hombres, utilizar la respiración y el “control” en algunas escenas (no digo más).

Es una película hermosa, sensual y terrible. Una mezcla única y perfectamente equilibrada de música, baile, fotografía, guión, actuación y edición.

Pero por cosas de la vida (y también por la malicia indígena de mi amor, Daniel) terminé viendo justo después “El Discurso del rey”, un señor “todopoderoso” que a pesar de sus títulos y su imperio debió enfrentarse a su debilidad más grande para salir adelante. Recomendada también, sin duda. Una buena comedia, que de igual manera nos enseña el precio de nuestros sueños.

Y todo esto, todos estos impulsos artísticos que me han llegado en un solo día los comparo con el último libro que leí (que me dejó bloqueada por un buen tiempo en la lectura) al que le debía, sin duda, unas palabras en este Blog: “Crimen y castigo” de Dostoievski.

Llego entonces a una conclusión. Somos tan vulnerables a nuestro lado oscuro. Se abre ante nosotros cada minuto. Hace de nuestros días algo divertido, y de vez en cuando se vuelve nuestro peor enemigo, pues somos Cisnes Blancos y  muchas veces nos transformamos en Cisnes Negros.

Pero incluso ante los actos más tristes, frente a las dificultades más grandes, cuando creemos que la obra ha terminado algo aparece, de la nada, un elemento sublime, casi magistral que tanto el cine, como la literatura, la música y la pintura han querido siempre transmitir. Descrito por el mismo Dostoievski sería algo así:

“Tenían los ojos llenos de lágrimas. Los dos estaban pálidos y flacos; pero en sus rostros enfermizos y pálidos resplandecía la aurora del futuro renovado, de un total renacimiento a la nueva vida. Los hizo renacer el amor: el corazón de uno contenía fuentes inagotables de vida para el corazón del otro”.

Voilà! Creo que ha vuelto la inspiración!

Nota: este post nació del impulso, cualquier incoherencia es pura coincidencia.

Advertisements

Responses

  1. Natalie, siempre Natalie tan bella y refinada, pero no hay que olvidar al director Darren Aronofsky que en esta pelicula explota con mucha más profundidad esos dos lados de lo humano. Pi o requiem pour un sueño son también muestras perfectas de lo que el espiritú humano encierra en lo profundo. Esa es su marca. Aronfsky, un director à ne pas rater!! Buen blog! Ahh se me olvidaba, por ahí falta una T!

  2. Encuentra uno, de vez en cuando (pienso ahora que sucede cuando se necesita), lugares comunes que con un afán incontenible se expanden sobre la superficie de la distancia, borrándola con irreverencia. ¿Cómo calificarlos? Oportunos y afortunados, por supuesto, pero sobre todo indispensables. Este es uno de esos lugares comunes. Más que la acertada crítica de dos películas (que, vale decir, para mí también resultaron inolvidables), he decidido apropiarme, sin ninguna verguenza, de la reflexión sobre los impulsos. La comparto sin reparos y me alegra profundamente que ese impulso sea nuevamente un pulso en la vena de la escritora.

    Ahora, mal podría hacer un reconocimiento a la epifanía de la escritora sin darle mérito al verdadero impulso, al de la malicia indígena.

    Un gran abrazo a los dos.

  3. Usted escribe divinamente! tuve escalofríos al leer! Tienes toda la razón, esta película muestra toda la dualidad del hombre, es opresivo y aterrador al mismo tiempo … Me encantó!


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: