Posted by: sofiabuendia | June 11, 2011

Ley de Víctimas…


(Después de un más de mes de ausencia)

Esta mañana me encontré con una frase muy diciente: “No seremos los mismos después de este dolor. No seremos los mismos después de tanta sangre, después de tantas lágrimas, de tanto sufrimiento. No seremos iguales después de recorrer -con el alma encogida por el pesar y el miedo- décadas de violencia entre hijos de una misma nación”, parte del discurso del Presidente Santos en la culminación de la Ley de Víctimas. No sé si la escribió él, la verdad, pero creo que describe exactamente lo que ha pasado en la esencia de todos nosotros los colombianos.

Es ese dolor el que ha trastocado incluso nuestro funcionamiento corporal. Nuestra memoria se hace cada vez más débil. Nuestra sagacidad –de la que tanto nos vanagloriamos- se está volviendo ineficaz pues ya ni siquiera vemos los abusos del poder que tocan directamente nuestra vida. ¿Y qué pasa con el otro? Perdemos incluso el sentido de la solidaridad, aquello que nos hace humanos, el entender que vivimos en una comunidad y que el otro sin importar su color de piel o su estrato –porque el racismo SÍ existe en Colombia- también debe ser defendido y respetado.

Para algunos quizá esas dos millones de hectáreas que serán devueltas a las víctimas no significan más sino un trámite en el congreso. Pero resulta que este acto –suponiendo que los beneficios de la norma funcionen realmente- podría llegar a ser un primer paso para intentar sanar el dolor de muchos colombianos que han vivido el conflicto (Por favor aceptémoslo ya, en Colombia HAY CONFLICTO, hay guerra). Un país NO es viable mientras un gran número de sus habitantes no vivan, sino que sobrevivan cada minuto cargando rencor, odio y dolor. Y es que yo pienso que la sonrisa que vemos en los colombianos no es nada más sino las ganas de olvidar, aunque los daños ya estén hechos.

Lo que pareciera una simple parcelita o un verdadero tratamiento psicológico (no charlas de dos pesos) puede significar reconciliación y reparación para este país. Así ha pasado en Argentina, en Chile, en Bolivia, en varios países del África. ¿No es acaso ilógico, prácticamente absurdo que las tierras de este país estén concentradas en un porcentaje mínimo?. Las familias merecen volver a sus casas, porque es SU tierra.

Sólo pido algo a @JuanManuelSantos: que esto no sea un juego político más, que esto no sea una estrategia de comunicación. Que la Unidad Administrativa Especial de Atención y Reparación de las Víctimas esté conformada por gente preparada para este tema. No basta gerentes con años de experiencia, se necesitan antropólogos, sociólogos, abogados, administradores, psicólogos, conocedores de las comunidades, gente honesta claro, que realmente haga un bien. Que la ley se fortalezca estos 4 años para que no necesite de la ganas del presidente de turno para funcionar, para que se blinde frente a los leguleyos y a esos ciegos peligrosos que no quieren ver más allá de su casa o apartamento. Porque de ayer al 10 de junio de 2021 mucho puede pasar.

Y que por ahora el gobierno siga con el proceso de limpiar este país. No importa cuántas ollas podridas haya que abrir. Pero eso sí señor presidente, en ese proceso de recordarnos la defensa de nuestros derechos, debemos también recuperar nuestra memoria… yo por lo menos aún estoy esperando muchas explicaciones sobre los “Falsos Positivos”. Ya veremos…

Vale la pena escuchar la voz de los colombianos: “Para nosotros la tierra es la madre, es la vida, nosotros acá nos criamos, no sabemos más sino trabajar en el campo. Somos hombres trabajadores. Dejar mi finca y tenerme que ver en una ladera tirado es muy duro, es muy duro”

Advertisements

Responses

  1. […] Buendia dedicates a post [es] to the law and makes the following reflection: Para algunos quizá esas dos millones de […]

  2. […] Buendija posvećuje post razvogoru o Zakonu i iznosi sledeće mišljenje: Para algunos quizá esas dos millones de […]

  3. Sofi, hasta ahora lo leo,muy bueno. Son muchas las cosas que como Colombianos tenemos que decir, a veces se nos cansa la mente con tantas cosas que han pasado y no decimos nada mas, a veces simplemente la vida nos envuelve en lo cotidiano y cerramos los ojos cada dia al acostarnos sin pensar en los demas. Y cuando menos pensamos van pasando los años y nos vamos convirtiendo en lo mismo gente ajena al conflicto. Bien que jovenes como tu mantengan esa red de activar la memoria y de no dejar morir a nuestros compatriotas en en olvido colectivo.

  4. […] Buendía dedica un post al dibattito sulla legge, e in tale contesto dà forma alla seguente riflessione: Para algunos […]


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: